Virgen de la Estrella de Navas de San Juan: Conoce su historia

Romería de la Virgen de la Estrella

Todos los años, los tres primeros días de mayo el municipio de Navas de San Juan celebra la romería de Nuestra Señora de la Estrella; una fiesta declarada en 1984 como Fiesta de Interés Turístico Nacional por la Junta de Andalucía. Pero, ¿conoces la historia que hay detrás de la Virgen de la Estrella de Navas de San Juan? ¡Te la contamos!

Historia de la patrona de Navas de San Juan

El escritor Miguel Nieto cuenta la historia de la aparición de la Virgen de la Estrella en su libro ‘Historia General de la Villa de Navas de San Juan’.

En esta obra, publicada en el año 1903, Nieto relata la aparición de la Virgen a un labriego llamado Juan, conocido en la zona por su honradez. La historia está contada con un peculiar lenguaje poético y lleno de fe, con el que consigue enganchar a todo el pueblo que representa.

Enmarcada a caballo entre los siglos XII y XIII, la leyenda de la aparición ocurre hacia el 1108. Esto es en plena dominación musulmana con la conquista del lugar por las huestes de Alfonso VI.

Según el relato, Juan era un infeliz labrador que trataba de sacar adelante a sus hijos, huérfanos de madre que murió de pena por el secuestro de su hija por los árabes. Después de todas estas desgracias, Juan ponía toda la esperanza en Dios, confiando en su misericordia.

Una mañana, Juan se despertó sintiéndose dichoso, fortalecido tras ver a sus hijos dormir y darle un beso a una estampa de la Virgen que guardaba como oro en paño por miedo a los árabes.

Relato de la aparición de la Virgen de la Estrella

Pero cuenta la leyenda que “Aún no llegaba el sol a la mitad de su carrera. cuando el infeliz Juan, apretando la esteva del arado, mientras guiaba la yunta, perdía la vitalidad que le había animado desde su salida del pueblo. El recuerdo de su hija arrebatada del hogar le hería como siempre.

– Soy un ingrato -pensaba mientras sudoroso seguía la faena; – tengo mi esperanza puesta en el que todo lo puede, y sin embargo dudo.

-Espera – le decía una voz muy adentro como una revelación santa.

Salía de aquella somnolencia de recuerdos, y aspirando los olores del campo recobraba energías.

– La veré, la veré antes que mis ojos se cierren para siempre.

Y sonriendo seguía su trabajo con fortaleza de gigante.

Ya no desconfiaba. Su Dios, por intercesión de aquella Virgen que escondía por miedo a los árabes, había oído sus quejas y le animaba de nuevo a esperar…

Después del descanso del mediodía cogió con mano firme la esteva y empezó su trabajo.

De pronto, sintiose envuelto por una atmósfera perfumada que le recordó la de los templos cristianos.

-¿Qué es esto?- murmuró asombrado.

Como respuesta a su pregunta, contemplose como en una aureola de luz, pero tan suave que parecía los reflejos de las nubes carmíneas de la tarde.

Paróse en seco su ganado, y de entre la reciente tierra removida, vio surgir una una figura pequeña que despedía un torrente de luz y aroma.

Cogiola sin comprender nada de lo que ocurría, y al contemplarla frente sus ojos. sintió que se le inundaban de lágrimas en tanto que oprimiéndosele el pecho de emoción caía de rodillas.

Aquella figura era una imagen de la Virgen, pero la más hermosa que hasta entonces había visto…

Sus labios se unieron y empezó a murmurar una de sus oraciones aprendida de niño.

– Seré vuestra compañera desde este instante,- sintió que le decía una voz como sonido de un arpa- ¡Creed y esperad! Me hallasteis en tu camino; pero como la estrella en otros días marcó el sitio a los Reyes Magos donde vino al mundo mi augusto Hijo, así seré yo la estrella que os enseñe vuestra felicidad y os indique el fin del cautiverio. ¡Creed y esperad!…

Insensiblemente sintió acabarse aquella voz que le tuvo en suspenso, mientras la luz irradiaba con más fuerza de la imagen y los olores se hacía más gratos.

-¡Milagro, milagro! – exclamó en el colmo de la alegria”

Conclusión

Después de esta aparición, el labrador corrió hacia el pueblo para contar a todos el milagro que acaba de presenciar. Solía decir «-¡Creed y esperad – me ha dicho; añadiendo que será la estrella que alumbre nuestro camino hacia la redención».

De esta forma, la patrona del municipio se quedó con este nombre.

La hija de Juan el Labriego regresó a casa sana y salva y Juan pudo volver a descansar, entregando su alma a Dios y agradecido por haberle devuelto a sus hijos.

Miguel Nieto cierra el capítulo describiendo el avance de la reconquista por parte del rey Alfonso VIII de Castilla, quien empujó a las huestes sarracenas hacia el Sur, liberando al lugar de las Navas de la larga dominación árabe.

Después de muchas obras para eliminar el carácter irreligioso de la mezquita, por fin pudieron colocar la imagen encontrada, de la ya bautizada como Virgen de la Estrella.

Enseguida la Virgen obtuvo una gran devoción, siendo muchos los peregruinos que llegaban al santuario para arrodillarse a sus pies.

En la actualidad, los peregrinos pueden encomendarse a la patrona en esta romería, en la que se traslada la Virgen hasta el manolito, que conmemora su aparición en el siglo XII.

Últimas Entradas 

Comida típica de el Condado de Jaén

Comida típica de el Condado de Jaén

En este post te contamos cuál es la comida típica de El Condado de Jaén y qué platos no te puedes perder en tu visita a nuestro municipio, Navas de San Juan. Navas de San Juan se encuentra en un lugar privilegiado por muchos motivos. Su ubicación al noreste de la...