¿Por qué los toros escarban?

los toros escarban

Contenido del artículo

Si alguna vez has presenciado una corrida de toros, es probable que te hayas preguntado por qué los toros escarban antes de embestir. Este es un comportamiento habitual, especialmente en toros con un temperamento fuerte, que quieren marcar territorio como líderes.

En este artículo te contamos por qué los toros escarban o hurgan sobre la arena de la plaza, y qué motivos biológicos y comportamentales hay detrás.

Lectura sugerida: ¿Por qué los toros persiguen el color rojo?

Hurgar la tierra como demostración de malestar

Normalmente, cuando los toros escarban en la plaza, acompañan este movimiento de las pezuñas con una respiración fuerte. Ambas cosas las realiza como una demostración de malestar, con las que expresa una postura de defensa del territorio.

Son los toros reproductores los que suelen realizar este movimiento para demostrar a los demás que son los líderes de la manada y que sus hembras y grupo están a salvo. Se trata pues, de un comportamiento etológico, que realizan estos animales también en su hábitat natural.

Otro motivo por el que los toros escarban es porque se encuentran en presencia de otros animales o humanos que suponen una posible amenaza para los él y los suyos. Esta conducta es aún más notoria cuando los toros superan la etapa de madurez, es decir, cuando alcanzan los 24 meses de edad.

Por todos estos motivos, no se aconseja tener juntos dos toros alfa, pues al ser tan dominantes, podrían empezar una lucha entre ellos y resultar gravemente heridos, a la vez que descuidan la monta.

Preparación para la lucha

El acto de escarbar también puede estar relacionado con la preparación instintiva para la lucha. Los toros, en su hábitat natural, utilizan sus cuernos para defenderse y competir por recursos, como el alimento o el acceso a las hembras. Escarbar en la arena podría ser una manifestación de su deseo de establecer su territorio y prepararse para cualquier enfrentamiento que pueda surgir.

Una postura dominante

Cuando los toros quieren advertir de que son los líderes, suelen colocarse con el torso erguido, rasgando la tierra con las patas delanteras, respirando fuerte y colocando la cabeza gacha, oliendo el suelo. Este movimiento se hace en conjunto a escarbar la tierra.

Cuando esto ocurre, los especialistas recomiendan a los humanos que no se mantengan cerca.

Conocer la etología de estos animales mejora los cuidados y seguridad de sus encargados.

Los toros pueden dejar señales visuales y olfativas en la arena, marcando su presencia y mostrando su estado de ánimo a otros toros presentes en la plaza. Esto es especialmente importante en el contexto de una corrida de toros, donde varios toros pueden compartir el espacio al mismo tiempo.

Conclusión

El acto de escarbar en una corrida de toros tiene raíces en los instintos naturales y el comportamiento adaptativo de estos animales. Es importante comprender que los toros exhiben estos comportamientos como resultado de su biología y su respuesta al entorno en el que se encuentran. Estudiar y entender estos comportamientos es crucial para la seguridad de todas las personas que se encuentran detrás de una corrida de toros.

Últimas Entradas